6.500 kilómetros hasta un lugar de encuentro feminista

Seis mujeres jóvenes llenas de experiencia y de ganas de aprender y de aportar. Un encuentro feminista de dimensión latinoamericana a 6.500 kilómetros de distancia de sus casas. Seis becas de viaje para que las que no participan en estos espacios puedan participar.

Por primera vez, en Calala hemos cubierto los gastos de tres de los grupos de mujeres jóvenes a los que apoyamos, la Red de Mujeres Jóvenes Feministas (Honduras), la Red Coincidir Juventudes por los Derechos Sexuales y Reproductivos (El Salvador) y Mujeres Ixchel (Guatemala) para que participen en un evento internacional. Los tres colectivos eligieron participar en el 14° Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe, que se celebró del 23 al 25 de noviembre de 2017 en Montevideo, Uruguay.

 

La criminalización y los grupos anti derechos, presentes en toda la región

Participaron en diferentes talleres, asambleas y conversatorios en los que se abordaron temas como la sexualidad, el aborto y el derecho a decidir, la vinculación entre cuerpo y territorio o el embarazo en niñas y adolescentes. En estos espacios tuvieron la oportunidad de identificar retos comunes como, en palabras de una de las participantes, “el aumento de persecuciones y criminalización a las defensoras de derechos humanos y la fortaleza de los grupos anti derechos en nuestras regiones, lo que muchas veces nos dificulta concretar cosas con los gobiernos locales y nacionales, pero que no es impedimento para que nos mantengamos en pie”.

También pudieron dar a conocer su trabajo, intercambiar sus experiencias y crear alianzas con otras organizaciones. Muy especialmente, les ha permitido conocer la realidad de países lejanos geográficamente como Chile, Argentina, Brasil o Uruguay. Como explican ellas mismas, “logramos conocer cuáles han sido las experiencias de los movimientos de mujeres en países como Chile y Uruguay, donde el aborto fue aprobado pero que aún tiene limitaciones, en caso de Chile aún se reconoce solo en unas causales. También conocimos como las mujeres en Argentina han dado acompañamiento a otras mujeres generando materiales populares para poder informarles”. Este intercambio se tradujo en contactos útiles a los que podrán dar seguimiento, como los que hicieron con el Fondo Centroamericano de Mujeres (FCAM), Socorristas en Red de Argentina o la Red Chilena por la Despenalización del Aborto.

Todas quieren repetir

Todas ellas valoran la experiencia como muy positiva, con un 9,6 sobre 10. Además, explican que sin nuestro apoyo no habrían podido asistir al EFLAC. “Somos una colectiva joven y pequeña en cuestiones de fondos por lo que no contábamos con recursos para este tipo de actividades, así que ha sido una gran oportunidad la que nos han brindado”.

Por ello, quieren que sigamos brindándoles este tipo de apoyo ya que, como explica uno de los colectivos, “nos permite mostrar nuestro trabajo, pero sobre todo aprender de otras experiencias, mejorar capacidades, hacer relaciones y alianzas, y, por lo tanto, crecer”.

Nos gustaría terminar con las palabras de otro de los grupos apoyados: “Agradecerles de corazón que prioricen que mujeres jóvenes sigan participando de estos espacios donde se es posible tener un relacionamiento político con instancias grandes de cooperación y organizaciones con las cuales hacemos alianzas”.

Estas becas de viaje han sido posibles gracias al apoyo de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo. Sólo entregamos becas de viaje a organizaciones a las que ya venimos acompañando, no como acciones individuales y aisladas.

 

Fiona Montagud

Directora de Programas de Calala

Fotos: Cristina Chiquín.

Deja una respuesta