Nueva donación en Barcelona: Sindillar se une a la comunidad de Calala

En Calala hace tiempo que sabemos de Sindillar, una organización de mujeres diversas que ha encontrado creativas formas de poner en el centro de la discusión el trabajo del hogar y los cuidados. Sindillar tiene base en Barcelona, dentro del Centro de Cultura de Mujeres Francesa Bonnemaison. Creado en 2011, Sindillar es el primer sindicato formado por mujeres trabajadoras del hogar en el Estado español. Tanto autóctonas como migrantes forman parte de esta agrupación; aunque la mayoría de sus sindicadas y colaboradoras no han nacido aquí. Aglutina a mujeres del sector de los cuidados y los trabajos del hogar, con quienes organizan distintas actividades. En 2017 les entregamos 4.000 euros en el marco de su proceso de coordinación con otras entidades en la Mesa de Defensa de los Derechos de las Trabajadoras del Hogar, la Limpieza y los Cuidados. En 2018, les hemos entregado 1.000 euros de apoyo general.

En sus propias palabras “Partimos del encuentro, de ser mujeres diversas, tanto desde las propuestas y experiencias de cada una como desde nuestros bagajes artísticos, intelectuales y políticos. Mujeres que trabajamos en este sector no porque estemos mejor dotadas genéticamente sino por ser el primer nicho laboral que la sociedad de acogida plantea como propuestas laborales para las mujeres que vienen de otras latitudes. Así nuestra tarea es construir y cocrear tanto otros imaginarios para nosotras como para el resto de la sociedad respecto a las tareas del hogar y el cuidado como dignificar y visibilizar dicho sector.”

Poner en el centro el tema de los cuidados ha sido desde hace tiempo una estrategia del movimiento feminista. La división arbitraria entre las labores reconocidas por el sistema capitalista actual -casi siempre productivas y realizadas en el espacio público- y las labores no reconocidas -como los trabajos realizados en el ámbito doméstico- sigue siendo una causa estructural de la inequitativa división de los recursos entre hombres y mujeres.

El principal objetivo de Sindillar es el reconocimiento de los derechos como trabajadoras y la denuncia de las condiciones de trabajo dentro de la precariedad: económica (economía sumergida, bajos salarios, falta de cobertura por desempleo, jubilaciones miserables, enfermedades no reconocidas), política (escaso nivel de organización, dificultades para la negociación ante sus empleadores y empleadoras y otros actores sociales, etc.) y social (desvalorización e infravaloración de su trabajo, discriminación por raza/etnia, género, sexualidad, etc.).

Las principales líneas de trabajo de Sindillar son:

  1. Las reivindicaciones de los derechos de las trabajadoras del hogar y el cuidado exigiendo la total inclusión al régimen general de la seguridad social española. Estas reivindicaciones son recogidas y trabajadas en base a dos Proyectos, Migroctones o Arte y Mimopolítica. Son jornadas feministas que tienen como objetivo establecer diálogos y debates sobre los temas económicos, personales, políticos y culturales.
  2. Formación sindical y conocimiento de las normativas que atraviesan las vidas de las trabajadoras de hogar y los cuidados.
  3. Implementación de proyectos autogestionados de economía feminista y de formación ocupacional, como son el cátering, la costura y las trenzas. Este proceso tiene el objetivo de generar pequeñas solvencias, contribuyendo a nuestra independencia económica como también poner en valor nuestros saberes y brindar espacios para el intercambio de dichos saberes en torno a lo culinario.

Desde el equipo de Calala nos llena de alegría empezar una nueva relación de apoyo y complicidades.

¡Mantente al tanto de las actividades de Sindillar a través de nuestras redes sociales!

Deja una respuesta