El 8 de marzo haré huelga

Donar

Me encanta mi trabajo, siento que estoy en el sitio que siempre he querido estar. Trabajo en un fondo de mujeres feminista que apoya al movimiento de mujeres para conseguir sus metas. Que te paguen por esto es todo un regalo. El 8 de marzo iré a la huelga.

Me encanta mi trabajo, y trabajo muchas horas. Si le entramos al debate que se está moviendo últimamente en las redes, sí, me autoexploto. Lo doy todo de mi misma y regalo mis horas de trabajo al sistema, aunque piense que trabajar en Calala Fondo de Mujeres es estar fuera de él. Así que el 8 de marzo iré a la huelga.

Me encanta mi trabajo, trabajo muchas horas y soy madre, y me estreso. Mucho. Me culpabilizo, también. Pero me gusta. El 8 de marzo iré a la huelga, no llevaré a mi hija al colegio, contaré con el apoyo de mi pareja para cuidarla y pensaré que para un día que no trabajo, ¿por qué no pasarlo con ella? Pero haré huelga.

El 8 de marzo iré a la huelga porque puedo. Mi trabajo me lo permite. Precisamente el 8 de marzo tenía una reunión en Bruselas con una red de organizaciones feminista, para coordinar un proyecto con organizaciones de mujeres migrantes de toda Europa. Un proyecto que me encanta. Y he decidido que no voy, porque hago huelga. Y las organizaciones con las que me tenía que reunir lo van a entender.

Mi compañera en Calala, Fiona Montagud, no puede hacer huelga. Le ha tocado asistir a la Conferencia Anual de la red de fundaciones europeas, Ariadne, una red donde participan fundaciones aliadas, con las que tejemos complicidades. Una red muy querida pero que no ha pensado que estaba poniendo su jornada anual en una fecha tan señalada como el 8 de marzo, y que además no incluye ningún acto especial, ni siquiera un guiño para celebrar este día. No, parece que Fiona no va a poder hacer huelga.

Hago huelga porque puedo, y hago huelga porque quiero. Quiero dejar de autoexplotarme y protestar. Y porque hay miles de razones para hacer huelga.

Y hago huelga porque hay miles de mujeres, lesbianas y trans que están organizándola. Gracias a todas las que os lo estáis currando tanto. Este año, el 8 de marzo va a ser apoteósico.

María Palomares Arenas. Directora Ejecutiva