¡Somos fuertes porque estamos juntes!

Nos convocamos al Festival de Cannes para visibilizar nuestra lucha por la legalización del aborto y los derechos reproductivos de las personas gestantes.

 

marea verde barcelona en cannes

Comunicado sobre la participación de Marea Verde Barcelona en el Festival de Cine de Cannes 2019 acompañando la presentación de la película “Que sea Ley”

Llegamos a Cannes el sábado 18 por la mañana. Convocadas por la Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito, decidimos acompañar las acciones que se harían en esa ciudad, movilizada por el que es uno de los festivales de cine más importantes del mundo.

A pesar de que la lluvia no daba tregua, las calles estaban llenas de gente. Alrededor del palacio de los festivales daban vueltas los estudiantes de cine y curiosos de vestido largo o smoking con sus carteles pidiendo entradas. Cerca de la alfombra roja, se agolpaban los fotógrafos y admiradores para intentar conseguir el retrato de algún famoso. Los policías, con sus uniformes de gala, ordenaban a los coches oficiales que iban de un lado a otro. Y en la estación de tren, los guardas cuidaban que cada uno de los visitantes se llevara la mejor impresión de una ciudad famosa por su turismo exclusivo.

 

Caminamos por esas calles durante tres días

Caminamos con nuestros pañuelos verdes. Sentimos el más cálido recibimiento. Se nos acercó gente de todo el mundo, nos reconocían por el pañuelo. Representábamos la lucha de un país. Productoras, escritoras, diplomáticas querían preguntarnos, debatir y darnos su apoyo.

Pedían el pañuelo y fotos para compartir en sus redes sociales. Nos fotografiaban con nuestro cartel: No more dead women for clandestine abortion“. Nadie quedó indiferente. Cruzamos miradas de complicidad con decenas de mujeres que nos sonreían y alzaban su puño en alto, en señal de compañía en nuestra lucha.

Una lucha que es por todas: por el grupo de adolescentes mexicanas que se nos acercó cantando “América Latina va a ser toda feminista”, por las estadounidenses que hablaban avergonzadas de su “stupid country, governed by this tiny minority of old white republican men”, por el chico de 17 años que hizo esperar a toda su familia para hablar con nosotras y explicarnos lo ridículo que veía “que los hombres decidan por las mujeres”, por todas las que sienten que están en peligro de perder sus derechos conseguidos. Las policías nos guiñaban el ojo y la guarda del tren nos gritaba “¡felicitaciones!” desde el andén. En francés, en inglés, en italiano. Hicimos lo imposible por comunicarnos, pero a veces las palabras sobran. El apoyo a nuestra lucha estaba claro y nos emocionaba a cada paso.

Las argentinas no faltaron; una directora que había viajado con su corto se tomó un rato para acompañarnos; y en el café del aeropuerto, el camarero nos habló en castellano porque había reconocido el pañuelo y llamó a su compañera argentina, que salió de la cocina para sacarse una foto con nosotras. Compartimos esa hermosa sensación de sonreír al ver un pañuelo verde al lado nuestro, estando tan lejos de casa.

Las anécdotas son montones, las fotos, la alegría, los abrazos y las lágrimas. Lo importante es saber que estamos juntes en las calles, y que no vamos a parar hasta que sea ley para todes y en todo el mundo. Porque la sororidad trasciende fronteras y estamos más juntes que nunca.

Queremos agradecer, especialmente, a las compañeras de Calala Fondo de Mujeres, Ca la Dona y Mika Sororidad Internacionalista por acompañarnos en esta acción y estar siempre con nosotres.

marea verde barcelona en cannes

Nuestra lucha es por todes, así lo entendemos y estrechamos lazos de sororidad a cada paso que damos. ¡Gracias por apoyarnos y acompañarnos en esta acción y siempre!

Juntes somos imparables, y lo vamos a tirar.

 

Marea Verde Barcelona